Cosas que están pasando en Madrid y que os gustará saber (Los perros de Aguirre)

1. Hay vecinos que están muy molestos con los perros de Esperanza Aguirre

perro-aguirreefe--644x362

Yo, la verdad, no sabía que la lideresa cesante poseyese varios canes. Le conocía solo a Pecas, un Jack Russell Terrier que, en tiempos, la acompañaba a los mítines, con su patriótica correa.

Aunque Pecas ya no va con su ama a baños de masas populares porque, como todos sabemos, Esperanza se ha retirado de toda actividad política para siempre y no tiene ninguna, pero que ninguna, ninguna, ninguna intención de volver, el chuchito aún cuenta  con su propio perfil de tuiter.

En cualquier caso, a juzgar por las pintadas que han aparecido en el entorno del Matadero y que son perfectamente visibles desde la M30, alguien no está muy conforme con la prole canina de la antigua presidenta de la Comunidad. No sé si es que ladran mucho por la noche o su dueña no recoge las cacas que van dejando por las aceras. ¿Qué podría significar este mensaje, si no?

aguirresdogs

2. Las bicicletas son los nuevos perros

pelago_antwerp_large2

Esperanza Aguirre tendrá que comprarse una Pelago si quiere continuar siendo aceptada como legítima residente del barrio de Malasaña. Las bicicletas de paseo de alto standing son un nuevo instrumento de socialización: tan útiles para ligar y conocer gente nueva como los canes de pedigrí. En la plaza de Chamberí hay una tienda preciosa llamada Daily Bicycle donde se pueden encontrar estos scooters con pedales, que van a reemplazar a las Vespas y conseguir que por fin pongan carriles para vehículos con dos ruedas en una ciudad monoteísta que hasta hace nada rendía culto al Dios del Gasoil y obligaba a los amantes del pedal a refugiarse en catacumbas y bodegas.

3. Los hipsters son una amenaza para la convivencia y la seguridad ciudadana

hipster

Hay una cruzada universal muy necesaria contra una gente aburguesada y peligrosísima que se está adueñando del barrio en el que reside la lideresa de los perros y que hace cosas terribles como no afeitarse, ponerse camisetas con mensajes crípticos y marisabidillos, frecuentar bares de viejos o montar locales chulos con ventilación adecuada y decoración algo elaborada donde ponen música decente. Ellos, los muy posturitas, son, casualmente, amantes de las bicicletas. Podéis encontrar más argumentos contra este grupo social que supone una insoportable amenaza para el avance de nuestra sociedad aquíHaceros este test y aseguraos de que no sois uno de ellos. Aunque seguro que no los sois.

 4. En las discotecas de Alberto Alcocer se pincha a Offspring, se baila a Molotov y se cantan canciones de Mumford and Sons a grito pelado. 

Os lo juro por Jesús. Lo presencié el pasado viernes. Al final del Paseo de la Habana, donde el corazón financiero de la ciudad se diluye entre barrios residenciales,  los jóvenes de buena familia (guapísismos, con muy buen pelo y mejor piel -camisas bien planchadas ellos, tacones de vértigo ellas-) lo pasan como enanos con grandes éxitos del 98 y hits indies -que es la palabra que se usaba antes para hablar de los hipsters- de plena actualidad. Cantaban la canción de arriba, Little Lion Man, que se mataban. Me parecieron chavales de gustos eclécticos con pinta de ser muy cívicos y limpios.

Me dio toda la impresión de que pueden ser ellos los que están molestos con los perros de Aguirre.

Advertisements
This entry was posted in Madroñadas. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s